AutorRoberto Conde

Monigotes

M

Facepalm de Murillo. A Velázquez le da un infarto. Si seguís el canal de youtube, habréis visto que el video del relato del último miércoles, Mírame, tiene monigotes y algo de animación. Si no lo habéis visto aún, pasaos por allí, suscribíos y dadle a like a todo lo que se menea. Os lo pido como un favor personal, no me hagáis ir a vuestra casa a dejaros una sangrante cabeza de caballo en la cama...

Mírame

M

—Extiende tus manos sobre la mesa con las palmas hacia arriba. No tengas miedo, sólo voy a poner las mías sobre las tuyas, así. —La pequeña miraba nerviosa las abultadas venas del dorso de las manos de Xavier—. Ahora cierra los ojos. Imagina que ayer te acostaste y estás dormida. Estás soñando, es un sueño muy agradable, y te encantaría seguir soñando para siempre ese sueño. ¿Vale? ¿Lo tienes...

Unos minutos de quietud

U

Esa señora tan amable del pueblo nos ha dado unas indicaciones bastante precisas del camino, pero como siempre, después de un “subes una cuesta” y un “coges un camino de tierra a la derecha”, ya nos hemos hecho un lío. Hay unos tres caminos de tierra a la derecha, y no estamos seguros de si lo que acabamos de subir cuenta como una cuesta para esa señora, que aunque tendrá la edad de nosotros dos...

Impostora

I

La ventisca se le clavaba en sus entrecerrados ojos como puñales de hielo, y no le dejaba ver más de unos pasos por delante. Los pies se le hundían en la nieve fresca hasta la pantorrilla, y el peso del improvisado trineo sobre el que arrastraba el venado que cazó por la mañana le hacía usar todo su cuerpo, todas sus fuerzas. Al menos, pensó, así se mantendría caliente hasta llegar al campamento...

Sobreajusticiado

S

A toro pasado era fácil verlo. No le había hecho mucho caso porque no me gusta el fútbol, pero por ahí empezaron; sólo era cuestión de tiempo que aquello llegara al sistema judicial. Al fin y al cabo, ¿qué es un juez, sino un árbitro en el solemne juego de la justicia? El VAR, el árbitro asistente de vídeo, fue la punta de lanza. Aunque hubo reticencias, se normalizó con facilidad, pues seguían...

Casi

C

Tac, tac, tac. Mi maestro golpeaba el suelo con el pie cada vez más rápido y yo pensaba cada vez más lento. Las gotas de mi propio sudor emborronaban los hechizos de mi pequeño grimorio. Ya se alzaba el Castigador desde la empuñadura de su bastón. Tenía que darme prisa. —¡Tiempo! Mi libro de hechizos se cerró solo y cayó al suelo. Entre un humo blanquecino, un candado se materializó y lo selló...

¡Despegamos!

¡

¡Ahora con un ∞ % más de blog! Desde primeros de mayo, todos los miércoles publico un relato corto en Menéame. A partir de ahora también los tendréis aquí en el blog, que espero que os guste. He intentado que sea lo más limpio y simple posible, con el mínimo de distracciones. En Junio me agencié un micrófono, y empezando con Terminador, también narro los relatos y los subo a iVoox y Youtube. Creo...

Lentesoja gris

L

Vilfredo Nash se reclinó en la silla de su austero despacho observando los indicadores de la pantalla de su ordenador. Le ofrecían datos en tiempo real sobre el estado anímico de todos los ciudadanos. Tras años de trabajo, la curva que formaban era ahora prácticamente estable. Cualquier cambio que hiciera en adelante, perjudicaría a algún individuo o sector de la población de forma tal que...

¡Ya vienen!

¡

Baris Greenhouse estaba agachado en la acera de Keizersgracht, una de esas encantadoras calles de Amsterdam junto a un canal fluvial, recogiendo las caquitas de su pequeño perrito. Le parecía fascinante lo que había avanzado la ingeniería genética. Las bolitas de caca estaban recubiertas de una capa plástica con olor a lavanda que habían sintetizado las tripitas del pequeño Jamsie. Le dio una...

El relato que quieres creer

E

—Me parece muy peligroso esperar tanto para el segundo golpe. —No puede ser de otra manera. Es crucial que pase de paciente a agente, de sufrir las acciones de los demás, a ser la fuente de dichas acciones. —Pero es muy arriesgado. —Sé que se le hará eterno, pero no tardaremos tanto en dar el segundo golpe. Mire, sólo el primer acto es simultáneo a nivel internacional, después cada nación es...

Archivos

Boletín de noticias