NaNoWriMo, ¡allá vamos!

N

Está decidido, y esta entrada está aquí para que no haya marcha atrás. Me apunto a la locura del NaNoWriMo.

¿Llené la piscina?

Para el que no lo sepa, NaNoWriMo es un reto muy extendido entre escritores noveles y no tan noveles que consiste en escribir una novela de 50.000 palabras en el mes de noviembre. O más bien, escribir 50.000 palabras de una novela, porque se entiende que ese texto no será el definitivo, y ni siquiera tiene por qué ser un primer borrador.

El objetivo es más la cantidad que la calidad, para que sirva como base de una novela o novelette.

No os preocupéis, los relatos semanales que publico cada miércoles son intocables. Si no consigo el objetivo del NaNoWriMo lloraré desconsolado, pero bajo ningún concepto será una excusa para fallar en mi propósito principal, sorprendentemente exitoso hasta ahora, de escribir (y narrar) un relato cada semana.

Vamos a hacer números

El objetivo final es bastante claro: 50.000 palabras antes del 1 de diciembre a las 00:00 horas.

50.000 palabras en 30 días nos darían unas 1.667 palabras al día.

Pero tengo que reservar dos días a la semana para los relatos. Eso nos quita 8 días, lo que nos deja 50.000 palabras en 22 días: unas 2273 palabras al día.

Pero siendo realistas, habrá días en lo que sencillamente no escriba ni una sola palabra. Además de los imprevistos, no quiero acabar como Jack Nicholson en El resplandor. Pongamos pues otros 8 días de descanso. Nos quedan 50.000 palabras en 14 días. Lo que nos deja con la pavorosa cifra de:

3572 palabras al día durante 14 días. Ese es mi objetivo.

Puede parecer una locura, pero es menos optimista de lo que parece. Cuando tengo un relato completamente desarrollado en mi cabeza y me pongo definitivamente a escribir, suelo tardar unas 4 o 5 horas en acabarlo, y mis relatos rondan las 1500-2000 palabras. Echándole 8 horas lo veo factible… si consigo la misma soltura que con los relatos. Para mí, escribir una novela es territorio inexplorado.

Los 8 días de descanso son negociables, además de no ser realmente de descanso absoluto. Mi proceso creativo incluye leer, escuchar podcasts, ver videos, y sobre todo, dar vueltas en la cama sin poder dormir mientras se despliegan en mi cabeza los personajes, tramas y, en general, los mundos que se me ocurren.

Así que, poniéndonos en lo que considero un mínimo de cuatro días de descanso/ imprevistos, el número de palabras al día podría bajar hasta las 2778.

Muy bonita la teoría, pero la realidad es terca y puede que tenga que cambiar la estrategia, así que iré actualizando por aquí aunque sea brevemente con el número de palabras escritas cada día que dedique al NaNo.

¿De qué va la novela?

De cosas.

Es broma 😁

En una zona recóndita de mi mente lleva gestándose una especie alienígena con toda su evolución biológica, su historia, el estado de su civilización y todos los avíos que un buen cocido de ese tipo debe tener. Espero que durante este mes vaya tomando forma de letras, juntas una detrás de otra, con sus espacios y su puntuación, hasta las famosas 50.000 palabras.

¡Porque no he escrito ni una sola palabra de ellos hasta ahora! 😱😱😱

Sí, soy un escritor caótico, y mi metodología es básicamente la misma que cuando narraba partidas de rol conversacionales. Consiste en volverme loco elaborando un mundo entero en mi cabeza sin escribir prácticamente nada (a veces alguna nota suelta que luego ni siquiera miro, y cuando la encuentro años después me hace sonreír) para luego volcarlo todo en el momento de la narración. Ni que decir tiene que esto implica muchísima improvisación. Algo me tenía que quedar del Jazz. Mi guitarra me mira con desprecio desde el rincón 😅.

Así que el núcleo de la historia, que a pesar de la aversión que le tengo a las etiquetas, tiene incluso la categoría de subgénero de la ciencia ficción, es el de un primer contacto.

Sin embargo, no todo es completamente extraño a mis relatos. Si me seguís, puede que hayáis oído hablar de Lilly en algún momento…

¿Y por qué no escribes más de…?

¡Quién ha dicho que no!

Me encantaría saber sobre qué ideas o personajes de mis relatos os gustaría que me extendiera hasta el punto de escribir una novela. Aquí abajo hay unas cajitas muy monas donde podéis escribirme vuestras sugerencias para próximas aventuras… y vuestro apoyo moral en el reto que tengo entre manos. ¡Por caridad! 😅

Y si también te apuntas al NaNoWrimo, ¡hagámonos buddies!

Añadir comentario

Archivos

Boletín de noticias

Sígueme