Monigotes

M
Facepalm de Murillo. A Velázquez le da un infarto.

Si seguís el canal de youtube, habréis visto que el video del relato del último miércoles, Mírame, tiene monigotes y algo de animación. Si no lo habéis visto aún, pasaos por allí, suscribíos y dadle a like a todo lo que se menea. Os lo pido como un favor personal, no me hagáis ir a vuestra casa a dejaros una sangrante cabeza de caballo en la cama.

Ahora que estáis de vuelta aquí después de ver el vídeo, suscribiros, darle a la campanita y a like a cascoporro, habréis podido ver que mis dotes artísticas son dignas de Miguel Ángel. No el pintor renacentista; Miguel Ángel el hijo de la vecina, que ya tiene 3 añazos y es mi profesor particular de artes plásticas.

La idea de los monigotes es que sean un apoyo visual para enganchar a nuevos lectores o escuchadores, porque ir a youtube y ver imagen estática es como si vas a la carnicería a por una buena pieza de carne para asar y sólo tienen tofu. O lentesoja gris.

El problema es que no dispongo de mucho tiempo para publicar un relato cada miércoles. Mi intención es no tardar más de un día en producir los monigotes. Como además soy mal dibujante, no esperéis nada del otro mundo.

De la intro que os pongo aquí abajo sí estoy un poco más orgulloso. Saldrá al principio de todos los videos. No sé si ponerle voz o dejarla tal cual ¿qué opináis? Si le añado voz ¿qué digo? Para el trailer del canal todavía no se me ocurre qué hacer, ¿ideas?

Tac, tac, tatatac, tac; tatatac, tac tac. ¡Chin!
Tac, tac, tatatac, tac; tac, tac, tatatac.

Teniendo en cuenta el tocho que os he soltado, decidme ¿qué les falta a los videos? ¿qué les sobra? Puede que sea pronto para decidirlo, pero ¿creéis que es buena idea, o estoy perdiendo el tiempo? ¡Comentadme cualquier cosa aquí abajo!

Añadir comentario

Archivos

Boletín de noticias

Sígueme